a:hover { text-decoration: underline;

sábado, 21 de octubre de 2017

Lo mejor de lo peor, el Sálvame y la ordinariez de lo imposible


Pintura de Charles Roka

21 octubre 2017: 

He intentado comprender cuál era el mensaje de un viejo y magnífico artículo, leído en el País, en el que premiaba el buen hacer de determinado Presentador de la TeleMala y a su insoportable programa de largo y cuidado éxito. Lógicamente el artículo no puede ser parcial, pues pone en el ventilador un premio de “La Casa Madre”, pero claro, al final tendrán que decir algo que sea mínimamente convincente. Eso pensé y acerté.

La virtud de no despreciar ningún tipo de lectura lo aprendí también de Agustín y gracias a ello y después de darle muchas vueltas a la lectura, entendí el mensaje.

El asunto es un poco grotesco, pues de trata de dar audiencia a personajes del tipo más exótico-hortera comunicativo, de cómo enseña sus lenguas viperinas  y de cómo el "santo varón" metido a profeta cual es el tal Kiko Hernández quiere agarrarle el tiburón y el mando al Rey del Plató.

La Adelina, la reina que hay entre el público, quiere agarrarle el culo al Inefable Jorge Javier:

"Hay que reírse", dice. "Yo tengo una hija paralítica y ya he llorado y sufrido demasiado. Este programa me encanta porque con las tonterías que hacen, te ríes muchísimo".

Es un programa de moral discutible donde arrecian con mucho humor, eso sí, contra la intimidad de cualquiera con total impunidad. Todo eso es despreciable, a mi juicio, pero he querido verle el lado bueno a tanta grosería, a tanto puterío y a tanta ordinariez. Aquí tenemos lo mejor de lo peor, es como definen al programa sus propios directores. El programa no vale nada, pero todo el mundo lo ve.

¿Y eso cómo es? Pues resulta que, así he querido verlo: el Tal Jorge Javier aporta algo que no abunda por el mundo profesional con facilidad, aporta innovación y mucho ritmo, pero sobre todo una gran manera de comunicar. Eso, al menos, es algo para aprender y, aunque solo sea por ello, igual un día, solo uno, vale la pena verlo.

Leo, también, otro un artículo de una página de salud que Tomar leche “antiestresa”. Claro, así que cuando dicen que uno la tiene mala será por algo, y ahora me doy cuenta de que es por el estrés y no por otra cosa, como siempre se ha dicho.

Quizás sea por eso, también, que el “Sálvame” sea bueno para la salud de algunos.

.
 .


8 comentarios:

  1. Dices lo mismo que escribe F. Aramburu que "se hace un pésimo favor quien lee aquello con lo que solo está de acuerdo" Hay que leer de todo y verlo todo también aunque a veces sirva incluso para servirnos de pre-siesta como es el caso del Sálvame. No soporto los gritos. Y sí habrá de tomar leche contra el stress y recomendarla a otros también. Feliz sábado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra verte animada, amiga Paz, yo solo oigo el run-run televisivo desde el despacho. Una buena noticia es que sirva para hacer la siesta. Recuerdo, ahora, a un amigo extraordinario, que grababa las cintas de los programas nocturnos del Butanito, (JMª García), y cuando se iba de viaje se ponía las grabaciones para conciliar el sueño en camas ajenas, aeropuertos y trenes de larga distancia.
      Feliz sábado, amiga.

      Eliminar
  2. Me ha gustado tu texto...Y me encanta la leche gorda pura orgónica L
    tomo a diario y duermo como un ángel después de tomarla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, amiga Mucha, la poesía nunca estuvo reñida con la leche gorda, pura de cabra, si puede ser.
      Gracias por el consejo, voy a por la cabra a ver su así puedo dormir

      Eliminar
  3. En mi país sería el programa de Tinelli que espero no tengas el gusto de conocer (hace "los bailando" y esas pavadas)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo JLO, cuando vaya a tu querido Pais, lo tendré en cuenta.
      Feliz domingo

      Eliminar