domingo, 21 de enero de 2018

El hombre y su cerebro, la gente que vibra y, finalmente, el gato se lo comió



21 enero 2018

Hipócrates afirmó que ...: 

"El hombre debería saber que del cerebro, y no de otro lugar, vienen las alegrías, los placeres, la risa y la broma, y también las tristezas, la aflicción, el abatimiento y los lamentos"

Benedetti un buen día escribió que ...:

"Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace.
Me gusta la gente justa con su gente y consigo misma, pero que no pierda de vista que somos humanos y nos podemos equivocar."

Aunque, quizás, lo más actual y lo que más podremos llevarnos al hilo musical del modo de vida actual, lo dijo Franz Kafka: 

"¡Ay! -dijo el ratón-. El mundo se hace cada día más pequeño. Al principio era tan grande que le tenía miedo. Corría y corría y por cierto que me alegraba ver esos muros, a diestra y siniestra, en la distancia. Pero esas paredes se estrechan tan rápido que me encuentro en el último cuarto y ahí en el rincón está la trampa sobre la cual debo pasar.
-Todo lo que debes hacer es cambiar de rumbo -dijo el gato... y se lo comió."




 


10 comentarios:

  1. Muy bueno el de Kafka, tan simple, directo, pero con una puntería exquisita.

    Gracias por regalarme ese fragmento que, si bien leí bastante a Kafka, ese no lo tenía o no lo recordaba.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Y también muy bueno que apliques humor a la vida.
    Salud sin trampas Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Toni, no hay más remedio.
      Un abrazo y bona nit

      Eliminar
  3. Fino ingenio el de Franz Kafka con el ratón y el gato.

    Un abrazo de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué habilidad tienes para mezclar churras con merinas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EspeciaLMENTE las merinas querida amiga Tracy, gracias, me encantan
      Un abrazo de lunes con alma y cuerpo renovado

      Eliminar
  5. Cambiar el rumbo o engañar a la imaginación que nos lleva a tener males mayores de lo que son...aunque estén. Soberbia exposición de Séneca en su carta 13 en Las Epístolas morales a Luciliio. Voy con retraso. Feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú nunca vas con retraso, querida amiga Paz, yo, como mi otro yo cuando decido coger el Tranvía urbano de La Playa, noto que el tiempo no importa si estás en un buen lugar y yo, hoy por hoy y en estos momentos, me basta con estar.
      Yn abrazo amiga y gracias por estar, siempre, ahí ... aquí.

      Eliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/