lunes, 19 de febrero de 2018

Me separé y ahora vivo con Luis o eso quise entender (Un cuento de hijos y nietos dispersos)



19 febrero 2018


Esta madrugada, a las ocho, ponía encima de mis huesos la crisis física propia y resultante de un largo fin de semana, enamorándome de todos los míos. Los enanos son algo tremendo, “Enrique, haz Pilates, te gustará”, me dicen muchos al ver como me muevo, otros deciden afrontar la situación y decirme, crudamente, aquello tan tremendo de: “Enrique, tendrías que hacer gimnasia o algo”. Pero yo me voy resistiendo, no les contesto, es como si llevara otro cuerpo de recambio en la maleta y, además, me lo creyera. Mi querida DFEH no me deja ni hacer la maratón, ni subir escaleras, tampoco, pero lo de los enanos no está tabulado ni contraindicado, entonces podré seguir mientras pueda.

Bien, fuere como fuere, lo cierto es que sentir en el alma la descarga de un fin de semana familiar es algo tan recomendable como inusual, quiero decir que ya nadie lo hace como antes pues ahora tienen que ir, la mayoría, a casa de mamá, unos y de papá otros, es decir, las familias tienen varias familias. - “Ya sabes, me separé y ahora vivo con Luis, un chico de Benejúzar, y estoy con él como no he estado nunca con nadie, además, adora a mis hijos y se entiende muy bien con ellos, Enrique

Yo le digo a todos mis amigos que hagan como yo, un solo hijos y CINCO nietos de la misma madre, es decir, todos en el mismo sitio, eso si es una cosa cómoda y práctica, lo demás será muy actual, pero es un verdadero follón, según me cuentan mis apenados y “viajados” amigos de quinta, que se pasan el fin de semana de un lado para otro para ver a sus nietos.

Tú has tenido mucha suerte ¿verdad, Enrique?”, me decía un buen amigo esta madrugada antes de salir de viaje, y yo le he dicho que sí, claro, pero que seguramente sabría adaptarme a cualquier otra, yo no puedo cambiar todas las cosas que puedan formar parte de mi entorno, preferiría adaptarme a la vida de mis hijos aunque no fuere tarea fácil, pero ese es un comportamiento muy útil, “hazme caso”, le he dicho.

Y yo me salido a la terraza a respirar, muy hondo, tanto que he empezado a estornudar y así estoy.




.




8 comentarios:

  1. Siempre poniendo humor a lo cotidiano. Te leo y me sonrío, incluso hasta me río. Sobre todo hoy con tu consejo, que por lo menos a mí me llega tarde. Enrique, TENGO CINCO HIJOS. Entonces comprenderás que las reuniones familiares son hermosas pero un punto caóticas y ruidosas. Y menos mal que mis hijos han sido menos "productivos" que el tuyo, sino tendría VEINTICINCO nietos! No me llegaría la pensión para los aguinaldos.
    Un saludo de esta madre de familia numerosa. Jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues serás una madre muy feliz, mi sabia amga Conchita. Yo nací en una casa de tres hermanos y una sola madre y un solo padre y fuimos, siempre, muy felices. Nada como la familia, querida amiga y, ah, me alegra saber que te has reído con mis ocurrencias.
      Un abrazo muy fuerte

      Eliminar
  2. Pues seguranente tendré cinco veces las satisfacciones que tú tienes y cinco veces los sinsabores y preocupaciones. Y desde luego mis hijos la quinta parte de herencia que tu hijo único. Cómo me lean...jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te alabarán, sí, Conchita, si te oyen te dirán que eres única

      Eliminar
  3. Estas reuniones son un verdadero follón, menos mal que a nosotros sólo nos queda ser anfitriones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta esa palabra, Tracy, anfitriones, eso es pero en mi casa no, en la de ellos que por donde van arrasan todo lo que ven. Jajaja.

      Eliminar
  4. Adoro las reuniones de mis hijos y nietos Y los veo crecer y no puedo creer lo que son lo que hacen
    Me maravillan y yo crezco con ellos y hago practicamente lo mismo jajaj
    que buena vida...
    Hoy me he relamido con tu texto
    Me ha resultado maravilloso
    estoy feliz querido
    simplemente porque funciono y vivo
    Y además puedo leerte
    besitos y good night

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días para ti, amiga Mucha.
      Eres feliz y se nota y eso me gusta.
      Un abrazo fuerte

      Eliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/