lunes, 12 de febrero de 2018

Kristeen, su perro enamoradizo y la rutina que da vida


Cohonesto, Kristeen y el perro enamorado
12 febrero 2018
– Asomas la cabeza por la ventana, manta en cuello y ojos turbios, y piensas que va a llover. Los agricultores seguirán rezando a Santa Bárbara – pensé.
– El ascensor me advierte que hay que ir vigilando por donde andas pues vuelve a parar dos centímetros más arriba de lo que debiera. Tropecé con ese resalte pero mi habilidad circense, que vuelve a recuperarse en mi, me impide besar el marmóreo pavimento del dichoso ascensor para acordarme de la madre del fiel empleado que hace las revisiones.
– Mi pequeño X1 hace un bufido al arrancar como si le faltara fuerza para ello, pienso que será la batería, el frío o quizás sea, tan solo, un acto de solidaridad con quien lo conduce desde que salió de fábrica.
– Antonio, nuestro admirado Jefe de Prensa, nos apunta que el Barça está en crisis y el Real Madrid en alza y que la Liga aún no está perdida, advierte además, que los de Simeone están como perros de presa tras los culés. La chica del holandés, una sesentona espléndida en todos sentidos que compra una revista de nombre impronunciable todos los días menos los que llueve, nos dice: “Parto culo con vosotrrros”. Su perro, (el de la holandesa), como siempre, se enamora de mi pierna y su admirable dueña vuelve a decir lo mismo de antes: ” Ach, Rrrique, may perro, sigue namorrato de ti … Parrrto culo con él and contigo”.
– Luego, ya no observo incidentes o incidencias que me lleven a pensar que hoy puede ser el último día de los de ir contando cosas importantes como las que me suceden a mi cada día … ey, no os “partáis culo” como mi amiga Kristeen, el asunto de andar viviendo a cierta edad hace que para seres de nacimiento reciente les parezca una estupidez lo que hacen los llamados jóvenes veteranos … pero es cuestión de tiempo, tan solo, saber apreciarlo.
– Vivir, saber vivir la vida, no es un don, ni siquiera un placer, es una necesidad que solo se aprende, curiosamente, cuando más cerca estás de que pueda terminarse y es entonces, justo entonces, cuando las cosas que parecen sencillas se convierten en … extraordinarias.


.




9 comentarios:

  1. Buenos días Enrique, me alegro que vuelvas a hacer saltitos aunque sea para salvar el tortazo, saber vivir es eso, saber dar saltitos
    ABrazo de martes

    ResponderEliminar
  2. Qué razón tienes, Enrique, y es que a vivir, como todo se aprende con la práctica. Viviendo.
    El otro día leí esta frase que me parece sabia: "Sabemos que un día vamos a morir, pero mientras tenemos

    ResponderEliminar
  3. Lo completo: "Sabemos que un día vamos a morir, pero nos quedan los demás días"
    Deseo a ti y a tus seguidores muchos, muchos días, aunque nos demos algún tropezón en esos pequeños desniveles que la vida nos pone por delante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tropezones hacen que sepamos apreciar los buenos momentos que vivimos sin ellos querida amiga Conchita mMrin Noarbe.
      Gracias por tu aliento, mil gracias.
      Un abrazo de martes

      Eliminar
    2. Algún día nos contarás si hay diferencias entre los abrazos de un día de la semana con otro.

      Eliminar
    3. Claro, Conchita, te lo explico: Un abrazo de martes no es lo mismo que uno de miércoles, como hoy. Bromas aparte es una forma de obligarme a celebrar cada día como uno distinto, como uno más, ya sabes, vive el momento, luego puede ser tarde.
      Un abrazo fiel comentarista de este modesto blog

      Eliminar
  4. Me encantan tus reflexiones. "Parto culo" con la mezcla de seriedad y el toque gracioso. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carolina, a mi y a mis nietos, nos encantan tus piedras creativas.
      Un abrazo

      Eliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/