jueves, 17 de mayo de 2018

Gaya


Elsie Russell - Altar de Gaia - Oleo 1992

17 mayo 2018


La esencia propia de los sentimientos mas maternales afloran, a veces, en mi, cual atormentada matrona que no llega a todos los partos. La vida sensual, que no sexual, está en niveles de floración muy altos, nada como temerle a algo para que parezca que todo lo que pasa por tu vida es maravilloso, infrecuente y odiosamente rápido. La mano aterrada por la fuerza del viento de los sueños, se levanta, simbólicamente, contra todo aquél que no entienda que lo que realmente importa es vivir y con ello debiera esmerarse en hacerlo bien. No es muy difícil, si acaso es complicado, son las piedras del camino las que hacen que nuestra carreta sufra los mordiscos del destino que siempre acecha al que mucho pide. Nada tengo, nada quiero, pero, aunque todo lo deseo, si no es contigo no quiero nada, vida, ser mío, no me dejes escapar, dame mas de lo que solo tú sabes dar, no te alejes, perdona mis desplantes y mis amarguras,  dame mas, solo un poco más, dame vida muy fría aunque solo sea para sentirla mas y mejor, pero si es cálida yo te admiraré siempre, mi amor, hagas lo que hagas yo lo aceptaré, querida Gaya.


N: De mi inacabable e insufrible Libro III


Publicado simultáneamente en:
https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/2018/05/17/el-altar-de-gaia/




2 comentarios:

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/