miércoles, 23 de mayo de 2018

Yo por mis ahorros mato, el corralito, los cristianos Gays y flipar en colores




23 mayo 2018

- Miras a los ojos a tu interlocutor y te das cuenta que, como todo aquél que tiene más de sesenta y tantos, que el miedo a que sus ahorros se vayan a tpc, (tierras poco conocidas), es más que una preocupación. 

- Lo cierto es que esta mañana en un alarde de simpatía y de cierta irresponsabilidad, una joven asesora de un banco vecino y amigo, nos decía ante una satírica e involuntaria pregunta mía de “si había dinero en el banco”: “No, no hay, ya estamos aplicando lo del corralito”. 

- Aunque nadie cercano se haya puesto a reír, precisamente, de la guasa de la linda bancaria y mientras yo me partía, cínicamente,  la parte mas inferior de la espalda, una vieja clienta que estaba allí sentada, frente a uno de los asesores, al oír la guasa de la joven asesora, se le ha tenido que dar agua tras un conato de desmayo. 

- El miedo ha cundido como gasolina incendiariaria por la sala de espera. De nada ha servido que nuestra joven y guapa asesora les mostrara a todos un viejo artículo que ella había presentado a su Tesis de el ´Corralito´ del dinero en España: ¿es probable?, el cual, por cierto, no sé si es muy bueno leerlo, pues la cosa entre los ahorradores está a flor de piel, y por eso están las baldosas de las casas de los ahorradores llenas de billetes pequeños pues todos recuerdan esa amenza de la bancaria de hace ya tiempo: “Escuchad, muchachos del Preu, los billetes de 500 los tienen contados y con un chip de seguimiento encima

- Aprovechando la euforia subversiva del momento, mi elegante sesentona y compañera de sala de espera bancaria de hoy, se arranca con gracia y nos dice: "... y eso es así por mucho que diga el Ministro que no pasa nada y yo, como la señora que ayer pilló por las solapas virtuales al Montoro, le digo a todo el que me lo quite lo mismo que le dijo ella al ministro: “Yo por mis ahorros mato”". (Y todos recordamos los casos de las preferentes de la CAM y del Banco POPULAR)

- Mientras tanto, un joven compañero matutino bancario de hoy, (que permanecía inmutable ante los sucesos del desmayo y bromas cáusticas sobre el Corralito), enganchado a su iPhone como cola al gato, y una vez preguntado sobre que opinaba respecto del asunto guasón lanzado por la guapísima asesora, conseguimos que levantara la vista de su iPhone, nos mirara con sorpresa del que acaban de despertar de un mundo lejano y nos suelta un discurso al estilo ejecutivo multimedia de hoy, en un inesperado e involuntario intento de quitar hierro a la situación, y dice: “Joé tía, mira, yo flipo en colores, he conseguido buscando y buscando en google un viejo tema para mi tesis que se van a cagar los del tribunal; Una web de “cristianos gays” utiliza temas de arte sacro para hacer proselitismo homosexual… y la Iglesia calla”.

- Ante todo lo que veo cada día, amigos míos, yo flipo y si no sabéis lo que quiere decir, poneros al día cuanto antes, dejar lo del progre-guateque como película bandera y lanzaros al futuro, eso, lo de flipar en colores,  es lo que se traslada en los ambientes, comportamiento, objetivos y lenguaje de una creciente parte de las generaciones futuras. Esperemos, como salvación el mundo futuro y de las generaciones venideras, que la esterilidad, en algunos casos, no sea, siempre, un mal.




2 comentarios:

  1. nosotros sufrimos le famosos corralito... y vieras el lío que se armó con el presidente huyendo en helicóptero desde la terraza presidencial...

    si, Argentina es así je.... saludos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí no hemos llegado nunca a eso, pero el advertir del corralito es algo que se utiliza como arma arrojadiza por cada bando cuando hay negociaciones en operaciones de crédito o de imposiciones a plazo fijo

      Eliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/