miércoles, 11 de septiembre de 2019

Llueve, como un milagro vital para mi tierra alicantina.



11 septiembre 2019
Hoy, (habitualmente lo hago en Tumblr), voy a recrearme aquí con la publicación de uno los saludables “buenos días” que, día tras día, me manda mi amigo  Campillo desde que mis flojedades saludables se manifestaron como son, unos zorros. Él,  mi amigo, por ello y por tanto, es un gran recargo para mi alma y mi voluntad espiritual y emocional, mientras dure. Gracias querido amigo Campillo.
“Pues sí. Esta vez parece que sí tendremos que protegernos con un buen artefacto rojo, negro o de colorines. Por unos días, acabó un verano que nos ha proporcionado, como siempre, alegrías y unos pocos sinsabores.   
Tranquilos. Que no cunda el pánico. El “Veranico de los membrillos” llegará, ¡ya lo creo que llegará! Todavía podremos echarnos al agua fresca, vivificante y disfrutar de una temperatura agradable.                                         
Después, ¡Ay! La caída de la hoja pinta de colores a la Naturaleza pero… nos aboca a un tiempo desapacible. Lo superaremos. Todo llega y todo pasa.                                                                   
  ¡Buenas días, ENRIQUE!     ❤☂☂☂‍♀‍♀‍♀”

Gracias Antonio, eres un amor único para mi, sí, sin mariconerias, solo amistad eterna.

2 comentarios:

  1. Tanto que llueve que hay hasta desgracias personales. La fuerza que tiene la naturaleza nos sobrepasa.
    SAludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo, Manuela, que, además, se está enfadando con nosotros.
      Saludos

      Eliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/