miércoles, 30 de junio de 2010

Tiempos Inmobiliarios de Juzgado de Guardia


30 junio 2010


Metrovacesa toma acciones legales contra Joaquín Rivero

Ver a los amigos metidos entre togados y secretarios de juzgado, al menos, no es algo agradable para nadie. Bueno, al decir amigos, quiero decir que que yo sí era amigo de ellos y con eso no quiero decir nada, pero quizás diga bastante.

Tomar las riendas de una compañía tan grande como lo fue Metrovacesa en el período 2002-2006 es algo que a los “Cristianos Ronaldo” del mundo inmobiliario de la época les daba mucha envidia, y no creo que fuera sana. No querían el mercado único, como quiere el balón el CR9, pero les tocaba las pelotas que un par de “palurdillos” de Provincias se montaran en el tren más mediático del negocio del ladrillo y por culpa de ello, no los podían ver ni en pintura. Los engominados tenían que ceder silla y poder a los “Joaquín Rivero boys” y su séquito de lujo, entre ellos mi querido MGG, pero no se lo perdonaron entonces,  ni se lo perdonarán nunca.

Lo de hacer de la Promoción Inmobiliaria una actividad empresarial sana, digna y ejemplar, pues de eso NPI, para eso ya tenían a otros, pero de ganar pelas hasta las cejas nunca nadie les ganó, ni creo que les gane nadie nunca a mis queridos amigos los “Rivero Boys” y con eso tampoco digo nada que no se sepa, claro.

Aprendí mas en un día con Joaquín Rivero, (el día fue el 9 de octubre de 2001), acompañándole a ver varios macrosolares, ubicados en Murcia y Almería, que en los cinco de Universidad. Aprendí mucho, pero se me olvidó aprender a hacer fortuna, eso se lo reservó para él.

No contaré detalles del día con nJR, pues eso queda dentro del secreto de confesión, pero de las cosas que guardo para mi recuerdo, y para mi aprendizaje,  es que, en todo el día, nadie llamó a Joaquín a su teléfono móvil aunque él sí hizo varias de menos de 30 segundos. Fue una bonita lección pues acostumbrado yo a llevar el teléfono móvil hasta cuando sales de copas por la noche, hablando como un gilipolla por donde vayas: en el AVE, en el aeropuerto, en el bar de abajo, en la calle, en el coche, sentado en el inodoro, en la cama, en medio de una reunión, etc …….., pero JR, pues NO, no habló con nadie que le llamara en todo un día. Toda una lección.

Hoy mis queridos amigos JR y MGG se ven envueltos en una nueva embestida legal, ahora de la propia Metrovacesa. Espero que ésta sea solo sea una más y que, como todas, todo quede en nada, aunque si acaso, sirva este proceso para recordar que el que  ahora se inicia no deja de ser una más de la gran montaña de mierda profesional, que en el proceder del sector del ladrillo afloró durante una miserable, poco ejemplar y caótica década, de la que todos  debiéramos aprender mucho, pero, especialmente, y solo por ello, para no repetirlo, aunque ya se sabe que al final, todos acabamos tropezando con la misma piedra, ¿verdad?

Suerte amigos, si queréis que vayamos a testificar, y decir la verdad, no tenéis mas que pedirlo.






1 comentario:

  1. No se si en tu empresa se estila el "mentoring", pero personas como tu, con su apoyo, ayuda, consejo y estimulo, a buen seguro ayudarian a implantar esos valores tan demanadados, no solo en tu sector, si no en tantos otros.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/