domingo, 18 de julio de 2010

“Oír lo que se ve”: La Playa de “los otros” – Gracias, “joven voluntariado de Alicante”, gracias.

18 julio 2010

Una fuerte emoción nubló mi vista hoy cuando he visto como a aquél hombre menudo, sin piernas, dos jóvenes lo levantaban en volandas de su silla de ruedas, la cual habría acercado él mismo hasta la misma orilla del mar por el camino de tablas, y lo colocaban sobre una especie de barquito de goma y aire, parecido al que usan los niños para quitarse el miedo al agua del mar, pero esta vez el que lo usaba era un niño muy, muy, mayor. Me he estado un buen rato mirando y mirando, intentando disfrutar de la belleza que ese acto ofrecía. El niño grande, muy grande, no paraba de reír mientras los dos voluntarios le hacían mil travesuras a su barquito. 

A mi lado y sin que me hubiera dado cuenta, había una mujer vieja, muy vieja, lloraba, pero lloraba de alegría. Le he preguntado si le pasaba algo …y me ha dicho: “Es mi niño, ¿a que es guapo?”. Sin poder evitarlo, me he puesto muy junto a ella, la he cogido de la mano y al mirarla, sin saber como, he notado sus brazos en mi cuello y los míos en su cintura.

Y ahora un cuento que llevo muy, muy dentro, desde siempre y que os regalo a todos aquellos que aún seáis capaces de oír lo que se ve…










2 comentarios:

  1. Francamente amigo debes comenzar a plantearte dedicarte a la escritura, tu relatos cada vez son más bellos,,,si necesitas representante literario avisa.
    Por estas cosas y algunas otras más,piensa uno que vale la pena andar por esta cosa que llamamos vida..........

    ResponderEliminar
  2. Gracias argy. Solo cuentas lo que te parece que estás viendo

    ResponderEliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/