a:hover { text-decoration: underline;

martes, 13 de noviembre de 2012

Formación 0: Aprender el funcionamiento de las TCI, un inevitable hito profesional




13 noviembre 2012   13 noviembre 2009

Discutía esta madrugada, con un “compa” de fechorías rehabilitadoras, sobre la dudosa utilidad, y rentabilidad, del uso del Facebook  o del Twitter, a la vez que leíamos, ambos, determinada noticia digital que sobre el asunto se había publicado en el confidencial.com.

El titular de la noticia se presentaba así:

Facebook y Twitter salen caros a la empresa: los trabajadores le dedican 40 minutos diarios (clic aquí)

Si realmente alguna empresa cree que eso les está llevando a la ruina y por ello se dedica a perder el tiempo en tomar medidas restrictivas para su uso, le va a pasar lo mismo que a muchos padres les pasa cuando les dicen a sus hijos que cuando salgan de noche que no beban, que no se emporren y/o que se porten bien en el asunto sexual si es que eso se puede decir.

Pues igual que le sucede a muchos padres con sus hijos, enseñar a usar las herramientas que se pone a disposición de los empleados, es algo que se le olvida al mundo empresarial en demasiadas ocasiones.

No más restricciones, ni busquemos más excusas para esconder la otra realidad, la de la escasa formación que el “personal” tiene para todo. No le echemos la culpa al “Internet de los c…..”, la culpa es de todos y de muchos. Ánimo, hay mucho en lo que formarse y nunca es tarde para empezar.

Yo me voy a preparar un curso sobre algunas cuestiones metafísicas que tratan sobre la estupidez humana y sobre el futuro de la especie que tampoco es moco de pavo.

Feliz noche a todos y, ah, no os olvidéis de cerrar la oficina cuando salgáis, porque sin daros cuenta, siempre sois los últimos en hacerlo y los últimos en llegar a casa.

2 comentarios:

  1. Aunque soy defensor de la formación incondicional para todos, pienso que cada herramienta tiene una utilidad concreta.
    Estoy de acuerdo en que la responsabilidad del uso es propia y del que lo permite.
    Que vayan bien tus cursos Enrique!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos, amigo J?A. Tu caso es excepcional, tu yaberes un maestro.

      Eliminar