a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 10 de octubre de 2013

Un mundo raro

10 octubre 2013 y 2009

 

La charla fue genial. “Bora-Bora con…. El famoso; Tu sabes”, “se va el caimán” y “detalles tan pequeños de los dos”. Todo ese ruido era el fondo de la ingente dosis de información y consultas que se cruzaban de un lado a otro de la mesa:


“¿Y como va lo tuyo con esos hdsm de tus ex?”

“Ha aflojado algo la tensión pero sigo vendiendo viviendas, ¿y tú qué tal?”

“Llevo cuatro horas para vender un ático de 480.000 €”

“Pues yo lo IBI no lo vendo ni regalándolo”


De vez en cuando aparecía alguna pregunta coherente:


“¿Esa no es de Silvie Vartan?”


Pero la cosa seguía enquistada en lo profundo, en la tremenda preocupación maternal de una de las tertulianas:


“Perdonadme, tengo que llamar a casa para asegurarme de que mi hijo ya ha llegado, pues cuando me he ido aún no había llegado, y ….., solo tiene 16 años.”


Pero la otra Diva de la noche estaba exultante de belleza y de “subidón” marchoso:


Es que hoy viene mi chico y tengo que estar en forma.”

¿Sabes si vendrá con su mujer?, no, no se lo pregunté, hubiera sido muy cruel por mi parte.


El Robinson, al que no le gusta hablar mucho, seguramente su gran barrigón se lo impide, se trajo una del Micaelo y se le notaba un montón. Me refiero a lo del Micaelo. Jo, como le gusta lucir caché femenino a los hombres, carne ajena, claro, porque cuando se trata de la propia, (ya sabes aquello de que era mía y la maté), no te puedes andar con tonterías: “Oye tu espabilao, menos gracias con las cosas de los demás y no te hagas tanto el “sabelotodo” con mi negra, ¿vale?” – “Pos vale”


Y es que el viernes  noche la conferencia fue bastante culta, y no sé muy bien por qué, pero así fue. No vino la que devora los libros que leen siempre los demás, “ah, ese ya lo he leído, no está mal”, y te chafa la charla. Tampoco vino la que te pisa los chistes con un; “ah, ya lo sé, es muy bueno, pero sigue, sigue”, y ya te deja con “la picha hecha un lío”, como diría mi amigo Pepe el Murciano.


Pero lo fuerte, a pesar de la seriedad de la noche, fue cuando una de las oyentes, que andaba cogida de la mano de su novio nocturno de siempre, se levantó de pronto y dijo:


“Chiqui”, dilo ahora, diles que nos vamos a casar, pero no algún día como me dices siempre, diles lo que me has dicho antes.

El Juan, mas “colorao” que la internacional, se puso de pie, le soltó la mano y se fue sin decir adiós.

Ella salió corriendo tras él y ya no los vi más.

A continuación, la Secretaría de la Mesa dijo; “Pobre Marta, tantos años y aún nadie le ha dicho que ese sinvergüenza está casado y tiene mujer y dos hijas en Bilbao”.

¿?.

“Es que es representante de Buques, se pasa el día viajando y ………………………, yo no quisiera ser mala, pero creo que por donde va, tiene un lío como el que tiene con Marta.”


Y así siguió toda la noche entre charlas amistosas, vistosas y calientes, cultas y malévolas, de todo hablamos menos de “lo mío”, no hubo tiempo para ello.


Así son las tertulias de las noches de los viernes. Como la vida misma. Luego hubo tiempo, eso sí, para el desenfreno musical, pero yo me atranqué en una que soltaron cuando llega el trocito ese que Ricardo siempre dice; “Pero donde están esos malos tratos”, dirigiéndose a la masa silenciosa que anda enamorándose al son de la música que les pone el DJ de la sala contigua a la tertulia.


Me quedé atrancado y en el espacio infinito, como flotando, pensando en la oportunidad divina. ¿Quién podría, si no, poner esa voz en el éter en aquel momento? ... Ay, Chavela

 

 

image

 

 



 
Las Cosas de Enrique #etarrago 
Enrique en Twitter
Enrique en Pinterest
Enrique TF en Google+
Enrique en So Cl
http://vozme.com/text2voice.php?lang=es
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario