a:hover { text-decoration: underline;

martes, 19 de noviembre de 2013

Angustia: Me duele un testículo, la nomofobia y “hastag” los huevos

derechos

19 noviembre 2013

Curiosamente, hay quien cree que los males de la humanidad nacen de los propios humanos y yo, con los años, he aprendido que eso es verdad, si, acabas dándole la razón a  mi amigo Rafa, el Básico, cuando decía y seguirá diciendo, que la estupidez humana se confirma cuando está más que demostrado que es la única especie animal que tiende a la autodestrucción. La angustiosa realidad, que es la que producen los humanos, no obstante, es la que nos angustia día a día y cada vez más. Veamos: Angustia produce leer que a un político connivente El TSJ aplaza el ingreso en prisión de Hernández Mateo tras su petición de indulto, que Cáritas alerta de que 3.500 alicantinos viven en la calle tras perderlo todo por la crisis, que La Policía detiene a 18 personas por difundir vídeos de abusos sexuales a niños o que Urdangarin negocia un pacto con el fiscal para eludir el juicio, pero, extrañamente veo que lo más leído por la especial animal autodestructiva, versión hombre, es averiguar  ¿Por qué me duele el testículo? Curioso ¿Verdad?. pero, sin duda, y para terminar con mis angustias, lo que me ha parecido mas llamativo es leer un artículo cachondo, de título concluyente, sobre determinadas prácticas virales de la Sociedad actual a la hora de aplicarse en el uso de las nuevas tecnologías:
  1. Más de la mitad de los españoles es adicta al móvil, pero a casi nadie le gusta escuchar.
  2. Consultamos el teléfono una media de 34 veces al día, pero muy pocos le consultan ya al abuelo.
  3. Crece la nomofobia, que es el miedo irracional a salir de casa sin el aparato, porque nos asusta el silencio.
Feliz martes y, ah, no hacerle caso al médico antes de que él lo haga con nosotros. Se duerme mejor y el vivirá más tranquilo.


.
 .


4 comentarios:

  1. Sí, Enrique, a mi también me ha diagnosticado la enfermedad de "¡Hashtag' los huevos!! Lo que sucede es que, como en los motores, tengo la enfermedad intermitentemente y, claro, esto vuelve un poco locos a los médisoc. Mira, sólo tengo la enfermedad cuando oigo que el chupacharcos que teníais de gerifalte mayor del reino Valenciá se ríe de los jueces y dice a los periodistas, con la sonrisa tan graciosa que le caracteriza"..¡Je,je,je!, si yo estba en casa ¡Je,je,eje! ni salí a comprar el periódico!" y no passsa nááá--- Me ataca la enfermedad cuando tenemos que oír una vez tras otra que debemos pasar las dos patas por un calzón por padecer la enfermedad. Me tienen que llevar a la UCI por la enfermedad cuando ese balonmanista empalmado se ríe de todos con la desfachatez del poder,,, Y sifue sin pasar náááá... Y me ataca más cuando....

    Un abrazo, querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, amigo Antonio, es que no entiendo la pasividad de los que soportan la mayor carga pero yo, al menos, tengo el vaso de las angustias desbordándose. Un abrazo y feliz noche.

      Eliminar
  2. Creo que te duele un huevo porque con cuestiones como las descritas, quizás te lo están manoseando demasiado, cuando no estrujando amigo hasta la extenuación ...........jeje Feliz jueves ya!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, amigo argy, ya, pero no conozco quien lo haga así. Habrá que estudiarlo.

      Eliminar