a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 5 de febrero de 2014

La ejemplaridad para un niño

05 febrero 2014

Me resisto o me da miedo, no sé,  a que el calendario no respete mi intimidad. Yo creía estar, aún,  en el 72, (cuando me casé), y el dichoso enemigo,  el calendario,  me recuerda, siempre, cual una enorme canción de Milanés,  que el tiempo pasa. Nada que oponer,  solo dame tiempo, implacable,  todo el que dispongas para seguir demostrándoselo.

Mi nieto, no hace mucho, le decía, con su ingenuidad, ... "Avia: Te vas a morir" - Y ella le contestó: "Nunca para ti, ya lo verás. Tu avi y yo nos iremos a vivir a una nube blanca que estará siempre ahí,  sí, apoyando y admirando todo aquello que quieras sentir. Bastará con que alces tus ojos al cielo y lo desees. Allí estaremos"

4 comentarios:

  1. Yo también me enfrenté hace poco a esa pregunta pero opté por decir que sí, que los abuelos desapareceremos aunque los nietos siempre hablan con nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, si siempre hablan, nunca desaparecen, María Luisa. Yo sigo hablando con ellos y el caso es que cada día me gusta más. No obstante con días tan nublados como estos últimos, les pierdo la pista.
      Un abrazo-e y feliz tarde.

      Eliminar
  2. Bonita respuesta a pregunta difícil....................

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin mariconerias como diría Torrente, gracias,, amigo argy.

      Eliminar