a:hover { text-decoration: underline;

domingo, 25 de mayo de 2014

Atrozmente, el tiempo pasa

25 mayo 2014

Un día estás viendo como tu abuelo te cuenta lo dels tambors del Bruch, otro día notas que babeas el mismo día que tu hijo hace la primera comunión y al otro, sin que te des cuenta de la velocidad con que te trata el tiempo, que tus nietos juegan contigo y te ganan, al tres en raya.

¿Cómo es posible?, te preguntas ... el caso es que no hay respuesta, solo sonríes. 
 
 

6 comentarios:

  1. Pero no me dirás que las hojas de tu "libro" no tienen otras historias, ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CIERTO QUE HAY COSAS QUE NO SE DEBEN CONTAR, NI OLVIDAR, HAY MUCHAS PARA RECORDAR, MARIA LUISA, DE TODAS FORMAS MI MENSAJE IBA, HOY, EN LA DIRECCIÓN DE INTENTAR CRITICAR A AQUÉL QUE ORGANIZA NUESTRO DESTINO Y NUESTRO TIEMPO YA QUE NO ALCANZO A ENTENDER POR QUÉ NOS Y SE NOS, HACE TAN CORTO EL CAMINO.

      Eliminar
  2. Enrique lo has explicado muy bien explicadito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tracy, tenía dudas, últimamente ando buscándome y no siempre me encuentro. Ah, ya encontré las gafas, esta vez estaban en la cocina, en el cajón de las cucharas

      Eliminar
  3. Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo.............................ya lo dijo Benedetti!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, amigo argy, iluminas mi imaginación con estas preciosas citas. Un abrazo.

      Eliminar