a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 12 de junio de 2014

La Sala de los Deseos y el Vuelo de la Mosca

yuchiro-miyano0113
Imagen: Yuichiro Miyano

12 junio 2014

Durmiendo y soñando a punto de vuelo de mosca, es decir, si se mueve la mosca me despierto, así estaba yo esta madrugada cuando uno de esos sueños que producen cierta disnea, me ha llevado a la sala de los deseos y eso ha sido sin que nadie me haya mandado un reproche admonitorio, sí, todo ha sido sencillo, rápido y fácil. Entro, me siento, pongo mi cajita de zapatos sobre mis rodillas y espero. La sala no tenía paredes, ni techo, ni sé si tenía suelo, solo dos puertas y las sillas repletas de gente con cara animosa, como si estuvieran esperando su ración de ambrosía. Todos llevaban bolsos grandes, varios, algunos, incluso, varias maletas y yo, tan solo, con mi cajita de zapatos parecía no tener mucho que desear. Junto a mi, una anciana bellísima, con su cajita de zapatos encima de sus rodillas, me dice: “A ver que llevas ahí, hijo” – Yo abrí la caja y, ante mi sorpresa, no había nada, estaba completamente vacía – Me vuelvo hacia la anciana y le digo; “¿Y tú que llevas, vieja?” – La anciana, muy sonriente, abrió la caja y ahí, en el fondo, había una foto mía del año 70 – Me quedé mirando la fotografía como si estuviera viendo a un fantasma, me volví hacia la vieja y mientras me sonreía y yo la miraba fijamente a los ojos, me di cuenta que se trataba de mi Madre. ¿Mamá, has venido a pedir por? – No hubo respuesta, justo en aquel momento, la mosca levantó el vuelo.




7 comentarios:

  1. Mientras te elo imagino lo que cuentas con un final maravilloso de ver a tu madre despues de muerta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sos tan genial cuando escribis como con tus comentarios
      Aun me sigo riendo con el helado y Dolores
      Ella te manda un beso enorme

      Eliminar
    2. Gracias, Mucha, me halagas, eres muy amable conmigo. A mi me encanta leerte y claro, además, recibir un beso de Dolores ... es como si hubiera llegado a la cima de la vida más inesperada.
      Feliz día, escritora.

      Eliminar
  2. Me encanta soñar con mi madre y verla tan real... como cuando estaba viva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también, Tracy, el caso es que su aparición es aleatoria, nunca sé cuando viene, ni cuando se va. Una delicia, en cualquier caso.

      Eliminar
  3. Hola Enrique,
    te felicito sinceramente, me has llegado al alma. ¿Qué hubiera seguido si la maldita mosca no se hubiera movido? Soy yo y la aplasto con la zapatilla. ;-)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, FJT. Te contaré un secreto: Siempre que cuento este cuento, en las mil versiones que se me presenta, me emociono. Miente quien dice que la vejez endurece el alma, al menos en mi caso.
      Un abrazo-e.

      Eliminar