a:hover { text-decoration: underline;

sábado, 15 de noviembre de 2014

Qué poco se necesita para ser feliz

1d144e87b3f01ee0309d01014caa1f37

Imagen: Rodney Smith

15 noviembre 2014

Después de la algarada formada alrededor del circulo vital del grupo de esos amigos, ya sabéis, lo mejor de cada casa, y los meneítos, el efecto de los Cola-Bacardí habían empezado a quitar frescura a la conversación lanzándola sobre la cosa sentimental de tal modo que nos hizo colocar la mirada en el infinito aunque te vayan pisando los pies con las agujas de algunas incontenibles divas … parecía que llegaban los momentos de la ternura. “Te das cuenta, Enrique, de lo poco que necesita la gente para ser feliz” – Pues si, cariño, es verdad, sigo sin entender por qué hay gente que se aburre tanto. Hasta el culpable de los ruidos parecía haberse dado cuenta de nuestro estado y al verme así y lanzándome una mirada cómplice, va y me suelta una de las mías: “Lady”. Allí me quedé escuchando, sien contra sien, con ella, pensando en la suerte que tengo.





.
 .


No hay comentarios:

Publicar un comentario