miércoles, 17 de diciembre de 2014

Y decidí ser yo

mano en el pecho

17 diciembre 2014

Me acordé de ella nada más despertarme. Pensé en lo que había soñado: No la sueltes nunca y nunca es nunca. Morir de amor es un deseo juvenil, mas tarde es una necesidad. Hoy le gané al maldito y perverso sueño, decidí ser yo … con mano en pecho y espada en cinto.


 

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. CLARO, PERO A TI TE QUEDARÁ BIEN, TRACY. MIRA QUE COMPRARNOS EL MISMO TRAJE Y SIN SABERLO.

      Eliminar
  2. ¿Y pesa mucho el sable? ¿o es espada? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto, Alacantí, que lo del sable es solo una forma de decir que defenderé el status con brío. Lo que sea es de latón, si te gusta te puedo hacer una oferta de venta.
      Un abrazo, amigo y bloguero de lujo.

      Eliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/