viernes, 30 de enero de 2015

Hacen que lloremos cuando nadie nos ve

30 enero 2015

Una noche agitada, el viento quería entrar como fuera en mi y golpeaba con crueldad los agalludos cristales que intentaban impedírselo. Una especie de lucha entre el bien y el mal, entre lo que hice y lo que pudo ser, entre la pasión y la apatía … entre la nostalgia y el olvido. Entonces sucedió …
Uno se cree
que las mató
el tiempo y la ausencia.
Pero su tren
vendió boleto
de ida y vuelta.
Son aquellas pequeñas cosas,
que nos dejó un tiempo de rosas
en un rincón,
en un papel
o en un cajón.
Como un ladrón
te acechan detrás
de la puerta.
Te tienen tan
a su merced
como hojas muertas
que el viento arrastra allá o aquí,
que te sonríen tristes y
nos hacen que
lloremos cuando
nadie nos ve.

Aquellas Pequeñas Cosas

Joan Manuel Serrat



.
 .


No hay comentarios:

Publicar un comentario