a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 23 de julio de 2015

La bella decrepitud


Una imagen del infierno
Una imagen del infierno –  Imagen de Internet

23 julio 2015

Ella iba casi a rastras de la mano de una joven y elegante sesentona … “Venga mamá, mira que eres torpe … cuidado con el escalón” … Y ella se dejaba llevar, miraba al suelo con miedo y andaba con gran dificultad … ella, cuando llegó ante mi, se paró, me miró y me sonrió. Dejó en mi la huella que deja una bella mujer pidiendo algo que yo no le podía dar. Ella, mi enamorada de hoy, estaba allí, inmóvil, mirándome, tenía unos ojos preciosos, grises y cansados pero vivos y brillantes –  La hija le achuchó al instante … ¡¡ Venga, mamá, no te encantes, que vamos a hacer tarde !! - y su otrora pequeño retoño, de un tirón de brazo  se la llevó a toda velocidad, casi a rastras, refunfuñándole e increpándole por su torpeza y  … por su decrepitud, sin darse cuenta que a ese estado y con suerte, todos llegamos.

- Acabé lanzándoles un sonoro “adiosquelevayabienseñora” que no obtuvo respuesta, el ruido de las sirenas de las ambulancias y el fluido tráfico que hay en esa calle frente al Hospital, le impediría oírme, pero por un instante acabé viendo a la otrora querubín de su mamá en el mismo estado que estaba ahora su madre … pero iba sola, pidiendo ayuda … solo fue una visión, como una premonición, que no un deseo, Dios me libre de ello.





Los Blogs de Enrique
(Cliquea sobre cualquier cuadro para ir a la web)

 image   image  

imageimage
    

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias, Tracy ... pero lo malo es eso, que es bueno porque es una imagen real.

      Eliminar
  2. Nos cuesta admitir una cruda realidad como es la decrepitud, hace años, cuando mi madre empezaba a tener problemas de visión, reconozco que no estuve a la altura
    Salud company

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Toni, seguramente a todos nos ha pasado lo mismo.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Nos cuesta admitir una cruda realidad como es la decrepitud, hace años, cuando mi madre empezaba a tener problemas de visión, reconozco que no estuve a la altura
    Salud company

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Toni, seguramente a todos nos ha pasado lo mismo.
      Un abrazo

      Eliminar