a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Daniel y los Refugiados propios


Julie Armand
Fotografía de Julie Armand

16 septiembre 2015

Estaba en la puerta de Mercadona de Vía Parque. Parecía un empleado sin uniforme, con su impecable mochila en el suelo, buena presencia, iba con ropa de verano, camiseta de gente joven con dibujos sin estridencias a la vista y pantalón corto, pero ropa muy bien planchada y limpia, listo para iniciar algún discurso al acercarse los clientes, como si fuera a contarte algo sobre el servicio:
“Mire usted, perdone que le pare, no tengo empleo, ni percibo el desempleo, pues ya se acabó; tengo mujer y dos hijos que mantener; la hipoteca la he dejado de pagar hace tres meses … no quiero dinero, deme usted algo de comida para llevarlo a mi casa. Yo los he llevado hasta aquí y soy yo el que tengo que dar la cara y pasar mi vergüenza, disculpe si les molesto, pero es que estoy muy necesitado. Yo soy pintor y hago de todo, también, pero no hay trabajo, ni para mi, ni para nadie”
El muchacho alargó la mano y nos dio un pequeño panfleto publicitario donde se anunciaba como profesional de casi todo …

Daniel y Mercadona

El chaval, sin saberlo, incendió nuestras almas y nos puso los ojos como cristal en lluvia, pero mientras le veíamos, queriéndole ver, se nos ocurrió pensar que no hace falta ir muy lejos para encontrar Refugiados que atender, también, en nuestro propio País.


Compartir



 Enrique Tarragó Freixes  -  (etf-etc-etl)

¿Viste lo que hicimos?: http://bit.ly/1tVhOPd - (Página de enlaces)


4 comentarios:

  1. Hola. bravo... acabas de resumir en Daniel el problema de muchas familias de nuestro entorno más cercano y no veo a ningún político ni a la sociedad intentar algo real para ayudarlos... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo palabras, Marta, esa es la verdad del político ... hartazgo, rabia contenida y hasta asco, que contengo mientras puedo, Marta. Un mundo real hipócrita y cruel nos hace que temblemos al pensar que lo de daniel pudiera pasarme a mi o a cualquiera de los míos.

      Eliminar
  2. España es un país muy cruel con los suyos, cuando caen en la pobreza. Cruel e in solidario. Gran entrada, Enrique. Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, mimarzgz, ya sabes ... bloguería de denuncia, de calle, de barrio, de taberna ... solo fotos.

      Eliminar