a:hover { text-decoration: underline;

lunes, 19 de octubre de 2015

El pecado, las oportunidades y la inexplicable fidelidad y su inteligencia


0_f5d18_921a5e42_orig

El amor inocente -Fotografía de Pierre Jamet

19 octubre 2015

Vagaba por la boca del diablo, estaba, casi, entre sus dientes. Sonreí y me eché atrás. Un viejo, muy viejo, sentado en un banco de la playa, justo al final de la calle Holanda, al verla marchar me dice: “Amigo, las oportunidades así escasean” – Yo, sonriéndome, le he dicho a mi viejo y nuevo amigo; “Hay un tiempo para cada cosa, pero hay algunas que debieran ocuparlo por entero, amigo, la fidelidad y la inteligencia … ambas a la vez”.
    • Y has podido vivir siempre así, me replica mi “sentado amigo”
    • No me acuerdo, amigo, no me acuerdo  pero he llegado felizmente hasta aquí y eso ya es algo y un síntoma ¿verdad?
    • ¿Quizás eso quiera ser un mensaje para mi y para todos, ¿verdad amigo? 
    •  Quizás, es lo que tiene hacerse viejo, que sabes más por serlo que por quererlo ser
Y con una sonrisa maliciosa y un par de palmadas, mutuas, en la espalda, me he marchado en dirección al lujo de mi, a veces áspera, pero siempre dulce, vida terrenal.


 
.
 .


No hay comentarios:

Publicar un comentario