a:hover { text-decoration: underline;

jueves, 3 de diciembre de 2015

Un abuelo olvidado y “su mentira”

03 diciembre 2015

Si no sientes algún escalofrío al ver este vídeo es que algo falla en ti o quizás sea yo el que tenga que hacerme mirar esa parte del alma que ya no duele. Trata sobre un abuelo olvidado, una mesa de Navidad y una mentira que les obligó a todos a cambiar sus planes y a darse cuenta de lo importante que ese viejo era para ellos.



4 comentarios:

  1. Me ha puestao el vello de punta.
    ¿y que haya qu llegar a esto?
    Y fe digo una cosa Enrique ,es cierto que hay tanta soledad....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más de la que conocemos Tracy. Un horror. Yo aún recuerdo aquello del abuelo sentado en el sillón en un rincón del salón ... ahora los veo a todos en las Residencias, su casa vendida en beneficio de los niños y el abuelo a delirar en esos edificios del horror.

      Eliminar
  2. Tengo que confesarte una cosa, Enrique, yo soy una llorona :)

    Confesión mediante, como ya habrás imaginado, te escribo este comentario a tu entrada con los ojos aún húmedos..

    Y es que este vídeo habla de muchas cosas, de la soledad, de como en algún momento olvidamos lo importante, de lo desagradecidos que somos con nuestros mayores, también con nuestros pequeños, no te vayas a pensar... a unos los apartamos dando por finalizada su utilidad y a otros tratamos de grabarles a fuego nuestras normas, y con ellas, alguna de nuestras frustraciones.
    Habla pues, de muchas cosas, aunque el mensaje final sea de esperanza, la esperanza de que el amor se impone a todo. Pero he de confesarte otra cosa, también soy algo pesimista, y mi pesimismo me hace creer que la mayor parte de esos finales felices solo existen en los anuncios y en las películas.
    (A mi pesimismo le salen grietas, unas grietas cada vez más grandes, por las que se cuela la idea de que, habiendo personas que sienten como tú, en este mundo aún hay esperanza para un bienaventurado final).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero será darte las gracias por tus amables palabras hacia mi, gracias EmeM. Después te diré que he tenido y he querido, leerme tres veces este comentario tuyo. Es muy profundo, agridulce ... genial. Esconde una persona con un gran sentimiento en lo que dice y piensa ... con alguna herida y con cierto desencanto al no encontrar en otros el altruismo que parece tú sabes y puedes regalar. Y por último, diré, para quitar hierro a este comentario, que gastamos en casa un paquete de Kleenex con el vídeo, bueno, con es y con el de la lotería de Navidad que se emite a continuación.
      Un abrazo, feliz noche y ... encantado de verte por aquí.

      Eliminar