a:hover { text-decoration: underline;

martes, 5 de enero de 2016

Tonterías, el "No puedo" y el "Qué dirán"


Tonterías ... ¿Estupideces del hoy virtual?


05 Enero 2016

Explicaba ayer en la página de Tumblr que, a veces, un perdón a tiempo resuelve muchas vidas echadas a la basura cuando la dignidad impide hacerlo si de cuestiones de infidelidad, de cualquier tipo, se trata. De mis charlas con mi Párroco favorito o con las de mis amigos del Ateneo,  (senadores de sabiduría plena), siempre lucho con mi propia inteligencia para entender que es lo que nos hace a unos verlo de una manera y a otros de otra cuando el asunto es tan claro y evidente que no merecería discrepancia alguna. Igual es que Juana se la pegue con su admirado Jefe a  su marido, como que Gerardo le arree a la linda boliviana del bar del pub vecino a su oficina, a las  cinco de la tarde, mientras le ayuda a subir la persiana del local. "Tonterías, Enrique - dice mi querida Leonor, (la más veterana de mis atenienses) - la vida, (prosigue Leonor), nos hace asumir errores y aciertos según nuestras necesidades ... yo me quedé ciega y sorda, porque la Sociedad me condenó a depender económica y socialmente de él, del macho alfa que me retiraba a la "envidiable" vida del hogar. Hoy, las  chicas de hoy, no están por la labor y no aceptan ser tan sumisas como nosotras lo fuimos. Me encantaría haber vivido este tiempo. Lo siento, Enrique, pero el perdón es solo una cuestión ancestral, ahora existe el ahí te quedas y eso para ese momento en que el amor se acaba o se acababa, antes era un  imposible ... quiero creer que hoy, ya no es así".


Vivir para saber entender a cada cual  ... claro. Puede que sea  el tema más de moda hoy, el de las frecuentes y repetidas rupturas de las relaciones en las parejas, pero creer que los problemas que provoca el fin de la llama del amor para la pareja tienen solución fácil hoy, no creo que solo sea una cuestión de época ... no sé, creo que me he hecho muy mayor, un ser muy adelantado a mi tiempo o a lo mejor solo es que yo nací muy liberal ... y liberado, y por eso me cuesta entenderlo. Una cosa será intentar no tomarse las relaciones amorosas a la ligera y hasta con cierta promiscuidad y otra aguantar a un tío durante treinta años porque te has victimizado en el cargo parental por culpa del "no puedo" o del "qué dirán".






enriquetarragófreixes  -   (etf-etc-etl)




  ¿Viste lo que hicimos?: http://bit.ly/1tVhOPd - (Página de enlaces)


6 comentarios:

  1. Yo es que creo que habláis de cosas diferentes tu amiga y tú. Una cosa es la infidelidad, que yo entiendo que cuando es algo sentimental y no solo sexual y pasajero es una traición en toda regla y hace mucho daño. Por esto sí se debe pedir perdón, cuanto menos, aun cuando la relación acabe.
    Otra cosa es lo que dice tu amiga. Uno puede decir ahí te quedas cuando la relación no le llena, para esto no hace falta pedir perdón. A lo mejor no entendido el post del todo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has entendido perfectamente, Crónicas. Yo solo he he hecho un retrato de lo que veo y éste siempre me da muchas opciones,como las fotografías de verdad.En este caso he dejado ver que según abras más o menos el diafragma, la misma escena puede tener distinta luminosidad ... y comprensión. También es cierto que, al parecer, según sea él o ella el o la, infiel, el punto de vista social ala hora de comprenderlo o interpretarlo, varia y mucho. Ya ves, pasan los años pero hay formas de pensar que cuestan de cambiar en nuestra cultura.
      Feliz martes y, ah, acuérdate de dejar un zapato bien grande en el balcón esta noche.

      Eliminar
  2. Hola. cada persona según sus circunstancias interpreta la infidelidad y el perdón de forma subjetiva. De todas formas es una realidad social que en la actualidad las parejas no se dan una segunda oportunidad ni se perdonan. Cuesta pedir perdón en todas las facetas. Felices Reyes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuesta pedir perdón ... un buen resumen, Marta. Genial, como siempre.
      Que no se te olvide poner el zapato en el balcón.

      Eliminar
  3. La fidelidad, en el sentido estrictamente social que se le suele dar, está sobrevalorada. Lo que la mayoría llamamos amor, también.
    Hay muchas maneras de vivir, siempre y cuando sean como tú las sientes válidas y útiles para tí, son buenas.
    Espero que los Reyes sean muy generosos contigo, amigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amable EmeM. los Reyes y la vida en general, es generosa conmigo. me pasa, más de una vez, que no entiendo en otros esas actitudes en lo que concierne a la vida en pareja. Admiro la fidelidad, la lealtad y otros muchos valores que debieran ser tratados con la diginidad que merece una entrega emocional hacia otra persona a la que quieres cuando decides juntar tu vida con la suya. Puedes fallar, puedes cometer errores, pero por encima de todo debe o debiera, prevalecer el respeto que ofrece ese sentimiento de amor ... si eso que como bien dices tú, amiga, algunos aún le llamamos así, amor. La ligereza y frialdad con la que gente de toda edad rompe o termina una relación, por muy natural que hoy sea, me hiere, me devuelve a la crueldad de la vida ... no me gusta y no es porque no entienda que eso pueda producirse, claro que no, me duele porque creo que, muchas veces, nunca lo hubo ... nunca hubo amor.
      Disculpa ... repito, aún y sin serlo en exceso, creo que me he hecho muy viejo.
      Feliz noche.

      Eliminar