a:hover { text-decoration: underline;

miércoles, 10 de febrero de 2016

Dónde duermen las gaviotas?


10 febrero 2016

Volver la vista hacia atrás sin dolor, notar la Feliz ingravidez del pasado, creerte que sobre tus pies no hay peso alguno, cerrar los ojos ... y empezar a volar como ellas ... todo un sueño.

Recuerdo que de muy chico mi Padre me llevaba casi todos los domingos al final de la escollera del Puerto y allí, junto al Rompeolas, tras un entonces larguísimo viaje en uno de esas preciosas barcazas de dos plantas - "Golondrinas" - me sentaba encima de la barandilla de piedra, frente al mar, y no hacía otra cosa que observarlas ... me maravillada su incesante vuelo, sus asombrosos y ruidosos gorjeos, me sorprendía su vitalidad. Mi Padre sin que ni siquiera ahora pueda saber lo que pensaba, hacía lo mismo ... mantenía la mirada en el horizonte sin mediar palabra alguna, solo y de vez en cuando, me ajustaba la bufanda al cuello y me daba dos palmadas en el hombro en señal de existencia. Yo, sin dejar de observarlas, le hacía siempre las mismas preguntas a Él  ... ¿Papá: Las Gavinas duermen? ¿Y si duermen, dónde duermen? - Papá nunca contestó a mis insistentes preguntas, solo se limitaba a sonreír y a darme palmadas en el hombro ... yo, en una nueva e incipiente prueba de comenzar a creer en la existencia de los sentidos, me arrimaba a él y me abrazaba a su cintura como si fuera el último refugio de mi ansiada necesidad de saber. 

Pasó el tiempo y hoy, casi sesenta años después, me gusta seguir observándolas, me gusta oír su maravilloso y nostálgico gorjeo, ver su majestuoso vuelo ... pero sigo haciéndome la misma pregunta: ¿Dónde dormirán las golondrinas? ¿Podría yo dormir donde duermen ellas? ¿Podría llevármela a ella conmigo?


 enviado desde Samsung Galaxy S6 +





14 comentarios:

  1. Nunca lo había pensado, buena reflexión.
    Quién pudiera volar ligero como ellas, ¿verdad? Yo tengo un relato escrito llamado La Golondrina y el Mirlo. Son muy soñadoras y vividoras las golondrinas :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad Celia, totalmente. Pero si cierras los ojos, a veces se dejan seguir ... pruébalo, a mi me funciona.

      Eliminar
  2. No se dónde dormirán, pero estoy segura de que será un sitio que harán bonito con su presencia. Y que estará lleno de sueños.
    Seguro que puedes, Enrique, tu dulzura y la nobleza de tu espíritu son todopoderosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Eme ... seguiré soñando, la realidad es, casi siempre, muy aburrida.
      Feliz noche

      Eliminar
  3. Precioso tu recuerdo de la infancia, Enrique.
    Me ha conmovido esa manera tuya de contar la cercanía de tu padre.
    Seguro que duermen donde habitan los sueños infantiles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sensaciones irrevocables, intangibles ... irrenunciables.
      Gracias, Maripaz, un abrazo y feliz tarde

      Eliminar
  4. Precioso tu recuerdo de la infancia, Enrique.
    Me ha conmovido esa manera tuya de contar la cercanía de tu padre.
    Seguro que duermen donde habitan los sueños infantiles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sensaciones irrevocables, intangibles ... irrenunciables.
      Gracias, Maripaz, un abrazo y feliz tarde

      Eliminar
  5. Hola. disfruté mucho leyendo tus recuerdos con tu padre. Todos tenemos situaciones que no olvidamos nunca y que nos permiten abarazar, aunque sea mentalmente, a nuestros seres queridos. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marta. Son espontáneas revoluciones de los sentimientos ... totalmente inevitables.
      Un abrazo y feliz tarde

      Eliminar
  6. El nostálgico Enrique nos vuelve a transportar a vellos recuerdos de la infancia, las Golondrinas!
    y los gorjeos de las Gaviotas, me encanta oírlas ami también Enrique
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Toni ... eso era posible cuando no había tablets, ni los juegos virtuales ... cada tiempo tiene su "estigma", en este caso una benévola marca.
      Feliz jueves, amigo

      Eliminar
  7. Ay Enrique he llegado tarde a la reunion de encantadoras mujeres
    Te cuento el frio de Miami me tiene asombrada y vos mas
    Escribis tanto que nunca llego a tiempo para comentarte
    Un besito y que tu mujer no se ponga celosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida poetisa. El frío de Miami es pasajero, el tiempo ... aún más. Tengo tanto por y para decir que debo darme prisa querida Mucha.
      Mi mujer no es celosa, es un encanto, ya sabes, una gran mujer ... siempre tiene un hombre que la quiere.
      Feliz viernes.

      Eliminar