miércoles, 24 de enero de 2018

El kiosco, la vecina y su colita, Antoine, las guiris y mi amigo el cura


24 enero 2018
Empezó el día bien, nada de golpe en tibia con la esquina diabólica de la cama; no me dejé las llaves del coche en casa y esa bella sesentona que conocí en una fiesta de la Urbanización, me ha tuteado mientras estábamos en la zona de buzones. Por cierto, como llevaba ahí un buen rato observando, detrás de ella, la belleza de la pared y el buen orden de los buzones, pero al verme ella ahí, justo a su espalda, me dice: ¿No me digas que vas al mismo buzón que yo? … y tras subirme un rojo pimentón con que se me ha puesto esa carita que tengo por las madrugadas, ella se ha partido media colita riéndose descaradamente sin que aún sepa entender por qué, ni yo, ni ella, cuando se lo he preguntado.
Antonio, mi Jefe de Prensa y gran quiosquero, vaticina que el invierno de verdad llegará tímidamente mañana pero lo peor será que el mayor frío vendrá en marzo, para fastidiar la SS.
Arturo, mano en alto y al más puro estilo Berlanguiniano, nos suelta un ¡¡¡ Viva España !!! que se oye desde la cocina del Ateneo, así que la Loli – que es nieta de republicano muerto en servicio de la causa en el treinta y ocho – sale despavorida de su refugio artesano y suelta … ¡¡¡ Arturo, bromas no ¿vale? !!!, y cuando parecía que la cosa se estaba complicando, zas, ha aparecido Antoine, que parecía surgir de la noche de las tormentas de vino, mujeres y mucha salsa cubana, que acercándose a la bella y minifaldera barista de nuestros amores matinales, el tío va y le estampa un besazo con tornillo y lengua en todos los morros a la sesentona, que ha culminado las ansias de celebrar algo de mis jóvenes veteranos de la quinta del 57, haciendo que todos se levantaran al grito de … “Antoine, Antoine es cojonudo, como la Loli no hay ninguna” y así, con este nuevo día, sin dolores graves, con gente deseando vivir y dado que había un concurso de GUIRIS medio en bolas, (en la arena frente al Ateneo), sobre cual de ellas se iba a romper antes, se han ido todos a observar como se presentaba la moda de primavera/verano para un conocido centro comercial dejando un rastro de admiración en mis amigos que ya nunca olvidarán, pues el inesperado evento seguro va a ser motivo de conversación por días en la tertulia del café de madrugada de todo el mes.
Feliz día, amigos, el mundo parece volver a girar para mi … me voy a ver a mi amigo el cura para saber si él tiene algo que ver en ello.

Inicialmente publicado en: https://enriquetarragofreixes.wordpress.com


6 comentarios:

  1. Cómo se nota el optimismo con que has vivido este día. Esos jugosos comentarios que haces sobre cosas que podrían parecer poco importantes, pero que la alegría de vivir las convierte en extraordinarias.
    Me has provocado una saludable sonrisa.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tia Conchi, es cierto, las letras aquí, son el espejo del alma.
      Feliz noche

      Eliminar
  2. Jajajaja la vecina te cogió in fraganti. Eso es señal que ya estás bueno: ¡¡¡ME ALEGRO!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será así, amiga Tracy, ya sabes, el teclado traslada lo que ve el espejo del alma.
      Feliz noche

      Eliminar
  3. Te queremos querido viste y mucho
    gracias por tan bello texto Y vas a ser feliz tan solo por
    NOSOTRAS

    ResponderEliminar
  4. RECOMENZAR ha dejado un nuevo comentario en su entrada "El kiosco, la vecina y su colita, Antoine, las gui...":

    Te queremos querido viste y mucho
    gracias por tan bello texto Y vas a ser feliz tan solo por
    NOSOTRAS

    ResponderEliminar

Este blog comparte contenidos aunque con distinto título para evitar duplicidades de búsqueda, con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/