sábado, 3 de diciembre de 2022

Atrapar y liberar sentimientos

 03 diciembre 2022

- Tras una larga noche de pasiones rituales donde la conversación y la amistad llevada a nuestro mundo de los viernes la "nuit", resulta algo tan imprescindible como la lúdica visita a la Sacristía en los días de culto, esta mañana (poco madrugadora para mí) me he podido recostar en mi rincón, abrir mi mundo virtual y encontrarme con un vídeo que debiera proyectarse en los centros de confrontación (donde se reúnen los políticos para hablar de lo suyo), educación (escuelas de cualquier edad) y en las tertulias de todo tipo (hoy trasladadas - como pasa en las cuestiones de salud - a las no presenciales, es decir, a las Redes S).

- Este extraordinario y corto vídeo me provoca (al verlo) que se me escape esa vieja frase de RC: "Yo quisiera ser civilizado como los animales".

- Hay (en el vídeo), música de Matt Simons y su Catch & Release (Deepend Remix) y un enorme sentimiento que ojalá pudiera trasladarse a todos los que aún nos hacemos llamar humanos:


https://twitter.com/etarrago

20 comentarios:

  1. Hemos perdido, apreciado Enrique, no sólo la inocencia, sino la naturalidad. DE ahí, que soo importe el canibalismo económico, y la competitividad deshumanizada. Creo que el capital podía funcionar para todos, pero cuando se vuelve goce de poder, y acumulación especulativa, el camino al abismo se hace más cercano.- Un abrazo, desde este aprecio colombiano. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos Augusto, tienes mucha razón, el mundo tiene un reto que asumir para reelaborar las relaciones entre la población local y mundial. No basta con hablar tan solo del Cambio Climático, quizás el desastre venga de los propios humanos.
      Un abrazo para ti y para todo ese amable y esforzado pueblo colombiano.

      Eliminar
  2. Los animales o hermanos menores son más puros en sus emociones que nosotros. Es imposible en ellos la traición porque son sanos. Amo el amor de mi perro. Todo en su mirada es noble y bueno.
    Abrazos Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Tatiana. Nosotros tuvimos dos caniches (madre e hijo) y llegaron a ser de la familia. Nos dieron tanto que, después de veinte años en que se nos fue el último, aún los recordamos siempre.
      Felices sueños.

      Eliminar
  3. Me gusto mucho el video te enternece. Te mando un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Judit, es de esos vídeos que conviene ver y dejar ver, de vez en cuando
      Feliz domingo, escritora.

      Eliminar
  4. El vídeo es una maravilla.
    Y sin embargo los humanos seguimos matándonos.

    ResponderEliminar
  5. Sin duda un vídeo cargado de ternura, naturalidad, juego, vida...
    Pero esa misma vida la sé presente en muchas ocasiones en las relaciones humanas... Incluso cuando dos personas, una necesitada y la otra dispuesta a compartir, se cruzan en el andar. El hándicap está, suele estar, en la dificultad de la primera para expresar... Y en la dificultad de la segunda para abrirse... ¡Quiere hacerlo!
    Pero reconozco que se forma un punto de desencuentro... ¡Queremos hacer!
    Creo que el punto está en el "retorno". Después de "haber hecho", se quiere volver a la zona de confort de uno mismo...
    Abrazos Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Ernesto.
      Me voy a quedar con otra de tus extraordinarias frases: "El hándicap está, suele estar, en la dificultad de la primera para expresar... y en la dificultad de la segunda para abrirse... ¡Quiere hacerlo!"
      Feliz domingo, señor de orígenes ibizencos

      Eliminar
  6. Ese amor de los animales es innato desde su nacimiento, y seguirán así por los siglos de los siglos; en cambio, en los seres humanos que ese amor es aprendido, salvo en el caso de madres, padres e hijos, siempre va acompañado de envidias, egos y rencores, por lo que no lo es, ni lo será jamás, natural y puro como el de nuestros amigos, los animales.
    Como de costumbre, una preciosa entrada.
    Un abrazo, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Manuel, eres muy amable, como siempre.
      Un abrazo para un feliz martes.

      Eliminar
  7. Imagenes que enternecen, amigo... Plena ternura...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Ildefonso. Es de esos vídeos que pongo a mis nietos por estas fechas, por si sirve para algo.
      Feliz martes.

      Eliminar
  8. Hola Enrique!
    Una maravilla ese vídeo. ¡Hasta se me ha escapado una lágrima de feliz emoción viéndolo!
    Pongamos un poco de voluntad para ver el vaso medio lleno...¡Hay muchos y muchas personas amables, amorosas, bien intencionadas y etc etc. Sólo que como no meten barullo ni son mediáticas no le sirve a la prensa actual que -en líneas generales- desinforma.
    Esto no quita que en el mundo entero haya humanos que deberían aprender de los animales y que, lamentablemente, son demasiados para lidiar con ellos...
    Digo esto solo porque lo de generalizar me hace sentir que yo, vos, cada uno de los que comentan, nuestros amigos y amigas, el buen vecino, nuestros hijos e hijas y etc vamos todos a parar a la misma bolsa de desperdicio humano y no merecemos eso.

    Abrazo, y disculpa que siempre ando demorada. Ahora estoy con trámites para renovar mi licencia de conducir y con el corazón explotado de emoción por el gran partido que hizo la albiceleste con Australia.
    Mañana estaré atenta al resultado de España-Marruecos.

    Otro abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, dulce Lu, no se lo digas a nadie, pero a mí se me escapan algunas lágrimas cada vez que veo este vídeo, el cual suelo proyectarle a mis nietos durante los días de Navidad.
      Ayer vi a Brasil, pero nada de nada, Argentina campeona, esa es mi apuesta y, ah, España tampoco hará mucho, tiene un equipo muy joven y se proyecta como equipo de futuro, más que de hoy.
      Un abrazo fuerte y suerte con tu carnet de conducir.

      Eliminar

Este blog comparte contenidos con otro de mis blogs a modo de copia de seguridad, el uno del otro:

https://enriquetarragofreixes.wordpress.com/